viernes, 17 de noviembre de 2017

¿Qué es la PNI?


La psiconeuroinmunología clínica (PNI) estudia la interacción y la comunicación entre los diferentes sistemas:

    -sistema nervioso (los procesos químicos cerebrales),
   -sistema inmune
   -y sistema endocrino

Esta comunicación se realiza a través de hormonas y neurotransmisores, y es un desequilibrio en estas sustancias el que provoca o cronifica la mayoría de las patologías.

La PNI utiliza la lógica de la evolución humana para promover unos hábitos de salud que corrijan el problema: la nutrición, el ejercicio físico, la regulación de las horas de sueño y de los mecanismos de regeneración, el sol, la hidratación, el entorno social y la gestión de las emociones y del distrés (estrés malo), así como el uso de suplementos ortomoleculares.

La PNI va más allá de la medicina tradicional, no es un sustituto de ésta, es la integración de todos los conocimientos para ir más allá, para trabajar en sinergia, integrando para mejorar la salud del paciente, por tanto te puede ayudar si:

· A pesar de no tener alteraciones en los análisis o pruebas diagnósticas no acabas de encontarte bien
· Tienes respuestas inmunes exageradas aunque no tengas anticuerpos
· Tienes dolores musculares y/o articulares constantes pero no se ve nada en las pruebas de neuroimagen
· Tienes digestiones lentas y/o pesadas todo y no excederte con la comida
· Tienes lesiones recurrentes que no acaban nunca de curarse
· No consigues regular tu peso aunque vigiles tu alimentación

La PNI trabaja para la mejora global de la salud a través de la alimentación, el movimiento, las emociones y la recuperación de hábitos de vida saludable.

La PNI es especialmente útil para tratar o mejorar las patologías crónicas. Puede ayudarte en casos de:

Dolor crónico
Migraña
Artritis reumática
Psoriasis
Sd. Colon Irritable
Fibromialgia
Sd. Fatiga Crónica
Hipotiroidismo
Depresión
Ansiedad
Colitis ulcerosa
Patologías autoinmunitarias
Alergias
Problemas digestivos
Problemas hormonales
Problemas con la regla


miércoles, 18 de octubre de 2017

¿Por qué me tocas la cadera si lo que me duele es el hombro?


La fascia es un tejido que recubre todos los músculos, los órganos y el tejido neural. Es como una gran sábana que va formando pliegues para poder abrazar a todas las estructuras. 


El hecho  de que un solo elemento envuelva a casi todas las estructuras del cuerpo es muy interesante, ya que significa que todo el organismo está interconectado, de modo que si se ejerce una tensión o presión en una parte del cuerpo, la fascia que envuelve esa zona del cuerpo se deformará, y esa deformación se transmitirá a través de la fascia hacia zonas más alejadas (igual que si tiro de un extremo de la sábana, esa tensión se transmitirá a la otra punta de la cama).

¿Qué implica el hecho de que las fascias se continúen de forma ininterrumpida desde el cráneo hasta los pies?

Significa que si hay una contractura o retracción en una zona del cuerpo, esa retracción puede afectar a zonas más alejadas, del mismo modo que un dolor de una zona del cuerpo puede tener su origen en otra parte. Por eso es tan importante que un fisioterapeuta te haga una buena valoración, para poder tratar de manera efectiva el origen de la lesión y no  tratar únicamente los síntomas.



viernes, 29 de septiembre de 2017

La diatermia en fisioterapia




Los equipos de diatermia aplican una corriente que penetra en el tejido. 

Una vez allí, esa corriente provoca cambios en el potencial eléctrico de la membrana de la célula y en el paso de los iones a través de ella. 

Esto hace que el metabolismo celular se estimule, provocando un aumento de temperatura, vasodilatación y estimulación de los mecanismos de regeneración de los que el propio cuerpo dispone: proliferación y diferenciación celular, maduración y reorganización de las fibras de colágeno, cicatrización, elastificación, disminución de la tensión muscular, nutrición de los tejidos, reabsorción de edemas, disminución de la sensación de dolor...



¿En qué se diferencia el calor de la diatermia del que proporcionan otros sistemas?

Otras técnicas de aplicación de calor (infrarrrojos, microonda, manta eléctrica, sacos de semillas…) se quedan a nivel más superficial y el calor se dispersa relativamente rápido. 

La diatermia permite llegar al tejido profundo deseado sin afectar al tejido celular subcutáneo, y en función del cabezal que usemos podemos focalizar la corriente hacia tejidos con mayor contenido acuoso (músculos, bolsas serosas, edemas…) o tejidos más resistivos (huesos, tendones y ligamentos), de esta forma podemos definir el territorio deseado y la profundidad necesaria.


¿Por qué la diatermia es una buena opción?

Además de lo que ya hemos comentado, otro punto fuerte de la diatermia es que se puede aplicar mientras el fisioterapeuta realiza sus maniobras habituales de tratamiento. 

No hace falta “quitarle tiempo” a la terapia manual ni quedarnos con la sensación de que sólo nos han puesto máquinas y prácticamente no nos han tocado. Es más, mientras estamos haciendo una movilización o un masaje, la aplicación de la corriente de forma simultánea a la maniobra del fisioterapeuta aumenta los efectos de esa movilización, haciendo que la corriente penetre más en ese tejido y potenciando los efectos que esa técnica manual provoca en las estructuras. 

Lo mismo ocurre con los ejercicios de potenciación muscular: si aplicamos diatermia en la musculatura de las piernas mientras estamos haciendo una sentadilla, la corriente penetrará más profundamente en dichos músculos aumentando el trabajo que estos realizan.


Existen diferentes marcas que comercializan esta tecnología (Fisiowarm, Indiba, Winback, T-care, Lavatron…). Todas ellas utilizan el mismo principio científico: una corriente alterna de alta frecuencia y baja tensión que genera un calor directamente en los tejidos. Estas bases son las que han conseguido hacer de la #diatermia una herramienta muy eficaz para el tratamiento del dolor y las lesiones.



martes, 22 de agosto de 2017

¿Has perdido la costumbre de hacer estiramientos?

Durante las vacaciones modificamos nuestros hábitos, cambiamos los horarios y es fácil perder las rutinas saludables que mantenemos durante el resto del año.

Si te ha ocurrido esto con los estiramientos y te cuesta encontrar un rato para hacerlos, aquí tenemos un truco: busca una acción que realices cotidianamente y añade los estiramientos a ese momento, al ser algo que realizas cada día, los estiramientos también los harás cada día y si consigues asociar las dos acciones ya no se te volverá a olvidar estirar y recuperarás el hábito rápidamente.


Un ejemplo fácil: estira la parte posterior de las piernas mientras te lavas los dientes, el cuello cuando estés sentado en el w.c. y los brazos mientras estás sentado descansando después de cenar. 

¡¡A practicar!!   


viernes, 14 de julio de 2017

Las chanclas sólo para la playa, piscina o duchas públicas




Fascitis plantar, tendinopatía aquílea o esguinces de tobillo son algunas de las patologías cuya incidencia aumenta en verano debido al uso excesivo de chanclas.


¿Qué pasa en mi pie para que ocurra esto? Vamos a comprobarlo:


Descálzate y ves caminando prestando atención a lo que ocurre en la planta de tu pie derecho. No lo mires, simplemente intenta notar cómo va cambiando la sensación de apoyo, cómo se traslada el peso de tu cuerpo de atrás hacia delante y qué parte del pie está más aplastada contra el suelo en las diferentes fases del paso.

Presta especial atención al momento en el que el talón está levantado del suelo y el peso de tu cuerpo va pasando desde la cabeza de los metatarsianos (la almohadilla del pie) hacia los dedos: notarás cómo tus dedos están estirados y apretados contra el suelo, la fascia que recorre la planta del pie está más o menos en tensión y la fuerza de tu pie se dirige contra el suelo para hacer el empuje. Prueba a repetir el gesto y quédate con esa sensación, esto es lo que ocurre en tu pie cuando está descalzo o lleva un calzado que le sujeta bien el talón.

Ahora vamos a hacer lo mismo con chanclas. Generalmente como el talón no está sujeto se escurre hacia atrás, y son los dedos los que deben arrugarse y hacer fuerza para mantener el pie pegado a la chancla. Puedes notar que en lugar de tener los dedos aplastados contra el suelo (como ocurría antes), se hace un hueco entre la punta del dedo gordo y la cabeza de los metatarsianos. Ese hueco se crea gracias a la contracción de las estructuras de la planta del pie. 

Si sólo me pongo las chanclas un rato no pasa nada, pero si las levo todo el día durante todo el verano, esa contracción de la que hablamos es constante y no le damos tiempo a las estructuras de la planta del pie a que se descansen
y recuperen su longitud y flexibilidad y podemos acabar desarrollando una fascitis plantar.

sábado, 17 de junio de 2017

Un buen glúteo... ¡es imprescindible!


No es sólo cuestión de estética: hoy veremos por qué es imprescindible que nuestra musculatura glútea esté en perfectas condiciones.



El glúteo medio es fundamental en la estabilización de la pelvis: si levanto la pierna izquierda, el glúteo de la pierna derecha tiene que hacer la fuerza suficiente como para retener la pelvis en su sitio y evitar que el lado izquierdo se desplome, de modo que si alguien me mira desde detrás verá que las dos crestas ilíacas están a la misma altura. 

Si el glúteo medio no tiene suficiente fuerza, esta falta de estabilización ocasionará problemas en tobillos, rodillas y lumbares cada vez que quiera levantar una pierna (por ejemplo al caminar).




El glúteo mayor es igualmente importante; es un potente extensor de cadera que ayuda a levantar el peso de mi cuerpo cuando voy a subir escaleras.

Si el glúteo mayor no tiene suficiente fuerza, la mayor parte del trabajo de extensión de cadera deberán hacerlo los músculos isquiotibiales, y como consecuencia se sobrecargarán.



Así que ya sabéis: a entrenar bien esos glúteos...
porque  ¡¡son imprescindibles!!

viernes, 26 de mayo de 2017

curso: "Prevención de problemas emocionales"


Con este taller se pretende realizar una intervención psicológica grupal con la finalidad de abordar diferentes problemas emocionales, entre los que destacan la ansiedad y la depresión. Se trataría de una actuación preventiva, para evitar que síntomas leves o moderados de tipo ansioso y/o depresivo se acaben cronificando y convirtiendo en un trastorno propiamente dicho.

Contenido del programa:


  • Sesión pregrupal: Evaluación individual a cada participante.
  • Sesión I : Motivación para el cambio y establecimiento de objetivos.
  • Sesión II: Psicoeducación sobre las emociones y sobre la ansiedad y la depresión.
  • Sesión III: Entrenamiento en auto-conciencia emocional centrada en el presente.
  • Sesión IV: Reestructuración cognitivaEvaluación y cambio cognitivo.
  • Sesión V: Autorregulación emocionalExposición emocional y situacional.
  • Sesión VI: Entrenamiento en estrategias de afrontamiento al estrés adaptativas.
  • Sesión VII:  Habilidades de comunicación asertiva y mejora de la autoestima.
  • Sesión VIII: Consolidación de los logros, mantenimiento y prevención de recaídas; evaluación post-tratamiento.

Fechas:
     -Fecha de inicio: 9 de junio de 2017
     -Son 8 sesiones de 120 minutos de duración cada una, cada viernes de 18 a 20h.
     -La sesión individual se concertará por teléfono en día y hora a convenir.
     -Se prevé una nueva edición en septiembre-octubre.

Lugar: Fisioguara. Paseo del as Autonomías 10, local. Huesca. Teléfono: 606181560 / 974701268

Precio: 220 euros.