viernes, 14 de julio de 2017

Las chanclas sólo para la playa, piscina o duchas públicas




Fascitis plantar, tendinopatía aquílea o esguinces de tobillo son algunas de las patologías cuya incidencia aumenta en verano debido al uso excesivo de chanclas.


¿Qué pasa en mi pie para que ocurra esto? Vamos a comprobarlo:


Descálzate y ves caminando prestando atención a lo que ocurre en la planta de tu pie derecho. No lo mires, simplemente intenta notar cómo va cambiando la sensación de apoyo, cómo se traslada el peso de tu cuerpo de atrás hacia delante y qué parte del pie está más aplastada contra el suelo en las diferentes fases del paso.

Presta especial atención al momento en el que el talón está levantado del suelo y el peso de tu cuerpo va pasando desde la cabeza de los metatarsianos (la almohadilla del pie) hacia los dedos: notarás cómo tus dedos están estirados y apretados contra el suelo, la fascia que recorre la planta del pie está más o menos en tensión y la fuerza de tu pie se dirige contra el suelo para hacer el empuje. Prueba a repetir el gesto y quédate con esa sensación, esto es lo que ocurre en tu pie cuando está descalzo o lleva un calzado que le sujeta bien el talón.

Ahora vamos a hacer lo mismo con chanclas. Generalmente como el talón no está sujeto se escurre hacia atrás, y son los dedos los que deben arrugarse y hacer fuerza para mantener el pie pegado a la chancla. Puedes notar que en lugar de tener los dedos aplastados contra el suelo (como ocurría antes), se hace un hueco entre la punta del dedo gordo y la cabeza de los metatarsianos. Ese hueco se crea gracias a la contracción de las estructuras de la planta del pie. 

Si sólo me pongo las chanclas un rato no pasa nada, pero si las levo todo el día durante todo el verano, esa contracción de la que hablamos es constante y no le damos tiempo a las estructuras de la planta del pie a que se descansen
y recuperen su longitud y flexibilidad y podemos acabar desarrollando una fascitis plantar.

sábado, 17 de junio de 2017

Un buen glúteo... ¡es imprescindible!


No es sólo cuestión de estética: hoy veremos por qué es imprescindible que nuestra musculatura glútea esté en perfectas condiciones.



El glúteo medio es fundamental en la estabilización de la pelvis: si levanto la pierna izquierda, el glúteo de la pierna derecha tiene que hacer la fuerza suficiente como para retener la pelvis en su sitio y evitar que el lado izquierdo se desplome, de modo que si alguien me mira desde detrás verá que las dos crestas ilíacas están a la misma altura. 

Si el glúteo medio no tiene suficiente fuerza, esta falta de estabilización ocasionará problemas en tobillos, rodillas y lumbares cada vez que quiera levantar una pierna (por ejemplo al caminar).




El glúteo mayor es igualmente importante; es un potente extensor de cadera que ayuda a levantar el peso de mi cuerpo cuando voy a subir escaleras.

Si el glúteo mayor no tiene suficiente fuerza, la mayor parte del trabajo de extensión de cadera deberán hacerlo los músculos isquiotibiales, y como consecuencia se sobrecargarán.



Así que ya sabéis: a entrenar bien esos glúteos...
porque  ¡¡son imprescindibles!!

viernes, 26 de mayo de 2017

curso: "Prevención de problemas emocionales"


Con este taller se pretende realizar una intervención psicológica grupal con la finalidad de abordar diferentes problemas emocionales, entre los que destacan la ansiedad y la depresión. Se trataría de una actuación preventiva, para evitar que síntomas leves o moderados de tipo ansioso y/o depresivo se acaben cronificando y convirtiendo en un trastorno propiamente dicho.

Contenido del programa:


  • Sesión pregrupal: Evaluación individual a cada participante.
  • Sesión I : Motivación para el cambio y establecimiento de objetivos.
  • Sesión II: Psicoeducación sobre las emociones y sobre la ansiedad y la depresión.
  • Sesión III: Entrenamiento en auto-conciencia emocional centrada en el presente.
  • Sesión IV: Reestructuración cognitivaEvaluación y cambio cognitivo.
  • Sesión V: Autorregulación emocionalExposición emocional y situacional.
  • Sesión VI: Entrenamiento en estrategias de afrontamiento al estrés adaptativas.
  • Sesión VII:  Habilidades de comunicación asertiva y mejora de la autoestima.
  • Sesión VIII: Consolidación de los logros, mantenimiento y prevención de recaídas; evaluación post-tratamiento.

Fechas:
     -Fecha de inicio: 9 de junio de 2017
     -Son 8 sesiones de 120 minutos de duración cada una, cada viernes de 18 a 20h.
     -La sesión individual se concertará por teléfono en día y hora a convenir.
     -Se prevé una nueva edición en septiembre-octubre.

Lugar: Fisioguara. Paseo del as Autonomías 10, local. Huesca. Teléfono: 606181560 / 974701268

Precio: 220 euros.



jueves, 11 de mayo de 2017

Estás haciendo historia... de la evolución



Darwin dijo que la más fuerte de las especies es aquella que más se adapta al cambio. 

A lo largo de millones de años los animales de los que procedemos han ido evolucionando modificando su estructura (como el cráneo y la mandíbula), inutilizando algunos órganos (el apéndice o el órgano de Jacobson), reduciendo partes del cuerpo a su mínima expresión (como el 3er párpado) e incluso perdiendo partes de su cuerpo que ya no les servían, como la cola.


Pero estos cambios no son inmediatos, no te despiertas un día y de repente has perdido la movilidad de las orejas, son graduales, comienzan en unos cuantos individuos y poco a poco se hacen generales al resto de la población.

Uno de estos cambios  que actualmente estamos sufriendo y que como fisioterapeuta me interesa especialmente es el músculo palmar menor, que está en el antebrazo. Nuestros antecesores lo usaban para trepar, pero ahora del 10 al 15% de la población ya lo ha perdido. ¿tú lo tienes? 
Junta el pulgar y el meñique de la misma mano y flexiona la muñeca, si sobresale un tendón justo en el medio ¡ahí está! si no lo tienes, tranquilo, tenemos otros músculos que flexionan la muñeca.

Obsérvalo, dentro de un tiempo será historia...

miércoles, 19 de abril de 2017

¿Dónde están tus isquiones?








Seguro que te han dicho muchas veces: 
"tienes que sentarte bien". 

Pero... ¿cómo sabes si estás bien sentado? 
Ahí va un truco: tus isquiones.

Al sentarte sobre un plano duro, si mueves el culo de un lado a otro notarás dos huesos que empujan contra la silla; son los isquiones. 

Si te desparramas como si estuvieras en el sofá notarás que los isquiones se escurren hacia delante y si te pones demasiado erguido notarás que los isquiones se pierden por detrás.



La forma correcta de sentarse es aquella en la que tus isquiones quedan justo en el centro, de manera que todo el peso de tu cuerpo descansa sobre ellos.






miércoles, 5 de abril de 2017

Fisioguara cumple 1 año


¡¡Muchas gracias por hacer posible este primer año de Fisioguara!!
Queremos celebrarlo con 3 charlas:
-Jueves 6 a las 19,15h: "Qué es la osteopatía?
-Viernes 7 a las 18,30h: "Contracturas y ansiedad"
-Miércoles 12 a las 17,30: "Cómo las hormonas influyen en nuestra salud, estado de ánimo, rendimiento deportivo..."
Podéis reservar vuestra plaza en Paseo de las Autonomías 10, o llamando al 606181560 / 974701268. ¡Os esperamos!

jueves, 23 de marzo de 2017

Jornada con YMCA

El pasado viernes disfrutamos de una divertida mañana con nuestras amigas de YMCA en una clase de espalda sana en la que participamos grandes y pequeños. ¡Un placer!