viernes, 29 de septiembre de 2017

La diatermia en fisioterapia




Los equipos de diatermia aplican una corriente que penetra en el tejido. 

Una vez allí, esa corriente provoca cambios en el potencial eléctrico de la membrana de la célula y en el paso de los iones a través de ella. 

Esto hace que el metabolismo celular se estimule, provocando un aumento de temperatura, vasodilatación y estimulación de los mecanismos de regeneración de los que el propio cuerpo dispone: proliferación y diferenciación celular, maduración y reorganización de las fibras de colágeno, cicatrización, elastificación, disminución de la tensión muscular, nutrición de los tejidos, reabsorción de edemas, disminución de la sensación de dolor...



¿En qué se diferencia el calor de la diatermia del que proporcionan otros sistemas?

Otras técnicas de aplicación de calor (infrarrrojos, microonda, manta eléctrica, sacos de semillas…) se quedan a nivel más superficial y el calor se dispersa relativamente rápido. 

La diatermia permite llegar al tejido profundo deseado sin afectar al tejido celular subcutáneo, y en función del cabezal que usemos podemos focalizar la corriente hacia tejidos con mayor contenido acuoso (músculos, bolsas serosas, edemas…) o tejidos más resistivos (huesos, tendones y ligamentos), de esta forma podemos definir el territorio deseado y la profundidad necesaria.


¿Por qué la diatermia es una buena opción?

Además de lo que ya hemos comentado, otro punto fuerte de la diatermia es que se puede aplicar mientras el fisioterapeuta realiza sus maniobras habituales de tratamiento. 

No hace falta “quitarle tiempo” a la terapia manual ni quedarnos con la sensación de que sólo nos han puesto máquinas y prácticamente no nos han tocado. Es más, mientras estamos haciendo una movilización o un masaje, la aplicación de la corriente de forma simultánea a la maniobra del fisioterapeuta aumenta los efectos de esa movilización, haciendo que la corriente penetre más en ese tejido y potenciando los efectos que esa técnica manual provoca en las estructuras. 

Lo mismo ocurre con los ejercicios de potenciación muscular: si aplicamos diatermia en la musculatura de las piernas mientras estamos haciendo una sentadilla, la corriente penetrará más profundamente en dichos músculos aumentando el trabajo que estos realizan.


Existen diferentes marcas que comercializan esta tecnología (Fisiowarm, Indiba, Winback, T-care, Lavatron…). Todas ellas utilizan el mismo principio científico: una corriente alterna de alta frecuencia y baja tensión que genera un calor directamente en los tejidos. Estas bases son las que han conseguido hacer de la #diatermia una herramienta muy eficaz para el tratamiento del dolor y las lesiones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario